A cada avión su ventana, ¿tiene alguna preferencia?

Las ventanas juegan un importante papel en la estructura y el diseño de cada aeronave ya que su forma y tamaño influyen en la aerodinámica y en el rendimiento del avión. Además, desde el punto de vista estético ayudan a crear un ambiente relajante y espacioso dependiendo de la cantidad de luz que proporcionan al interior de la cabina.

Son también un elemento diferenciador que permite distinguir entre un modelo de jet privado de otro. Nuestros expertos de Europair son capaces de reconocer a simple vista un modelo de jet privado simplemente por la forma y/o el número de sus ventanas.

Aunque las ventanas se diferencian en forma y tamaño dependiendo del modelo de avión, tienen algo en común: los bordes son siempre redondeados. Esto no siempre fue así.  Hace años las ventanas eran cuadradas hasta que una serie de incidentes obligó a los fabricantes a cambiarlas por cuestiones de seguridad.

Ventana ovalada

Los aviones Gulfstream son reconocidos tanto por su gran velocidad como por sus icónicas ventanas ovaladas. El G650 es hoy en día el jet privado con las ventanas más grandes de la industria. Con unas medidas de 71 cm de ancho y 52 de alto, iluminan la cabina con luz natural aumentando la sensación de espacio, además de ofrecer a los pasajeros unas extraordinarias vistas panorámicas en pleno vuelo.

g650

Ventana rectangular

Aunque las ventanas de los aviones ya no cuentan con ángulos rectos, siguen existiendo fabricantes que apuestan por un diseño con forma rectangular y bordes ligeramente redondeados. El Bombardier Global 7500 de alcance ultra largo y competidor del G650 tiene 16 grandes ventanas rectangulares a cada lado del fuselaje.  Al ser extragrandes crean un ambiente amplio y especialmente luminoso. El Global 7500 es uno de los aviones de mayor tamaño y alcance del mercado y entrará en servicio el segundo semestre de 2018.

Global 7000

Ventanas con funcionalidades especiales

Las ventanas de los jets privados no solo se diferencian por su forma y tamaño. Algunas incorporan funcionalidades especiales como el nuevo turboprop King Air 350i dónde el pasajero puede regular electrónicamente su nivel de opacidad. Las ventanas del HondaJet se oscurecen automáticamente, eliminando la necesidad de incorporar cualquier tipo de persianas o paneles.

Ventanas en el cockpit

Las ventanas de la cabina de vuelo están diseñadas para ofrecer a los pilotos vistas panorámicas y máxima visibilidad. En función del tamaño del avión cuentan con 2, 3 y hasta 4 ventanas y en algunos aparatos pueden abrirse en tierra. Están equipadas con parasoles y resistencias de calor que eliminan la condensación además de una capa anti reflectante para una visión óptima.

Falcon 8X

Ventanas futuristas

No hay una opinión unánime sobre cómo serán las ventanas en el futuro. Algunas fuentes dicen que las ventanas serán más grandes mientras otros prevén que las ventanas desaparecerán completamente para que los aviones sean más eficientes y puedan volar más rápido.

En opinión de Airbus, las ventanas que se fabricarán a partir del año 2050 serán cada vez más grandes, interactivas e inteligentes. La compañía europea ha desarrollado algunos modelos ‘conceptuales’ que abarcarán la longitud total de la cabina para tener una vista panorámica del paisaje.

Airbus Future Windows

Otra propuesta de diseño es el S-512 del fabricante americano Spike Aerospace, el primer jet privado capaz de volar a velocidades supersónicas. Esta aeronave, cuyo lanzamiento al mercado está previsto para diciembre 2018, introduce una innovación tecnológica inédita hasta el momento: no tiene ventanas. En su lugar dispone de amplias pantallas conectadas a pequeñas cámaras situadas en el exterior que permiten reproducir la vista exterior de la aeronave en tiempo real.

Spike-S-512

Esta tecnología ya se está probando en aviones comerciales como muestra el ejemplo de Emirates. La compañía aérea recientemente presentó un avión donde la sección de cabina de primera clase dispone de ventanas virtuales que muestran a los pasajeros imágenes proyectadas desde fuera a través de un sistema de cámaras conectadas con fibra óptica. Este sistema ya está en funcionamiento en las cabinas de primera clase de los nuevos Boeing 777-300ER de Emirates y la aerolínea quiere aplicarlo a la totalidad del avión.

¿Qué tipo de ventana prefiere usted? ¿Puede imaginar volar en un jet privado sin ventanas en un futuro?

 

 

Deja un comentario